Grupo III – Legumbres y féculas

Legumbres y alimentos grupo 3Vamos a ver a continuación la importancia de consumir alimentos del grupo III, que incluyen las féculas como la patata, el arroz o el maíz, y el grupo de las legumbres entre las que destacan las lentejas, guisantes, habas , alubias y garbanzos.

Proteína del grupo III

Un cuerpo sano necesita proteína de alta calidad y cuyo origen sea duradero y no se eche a perder. La carne, el pescado, o los huevos del grupo II son alimentos de reconocida riqueza en proteína, pero con una duración limitada. Pueden echarse a perder en cuestión de días o de horas, por lo que requieren procesos de refrigeración y fechas de caducidad.

Las legumbres en cambio, una vez secas pueden seguir siendo comestibles y nutritivas durante años. Aunque no contienen todos los aminoácidos necesarios, constituyen uno de los alimentos más saludables y recomendados en todo tipo de dietas. Para obtener el resto de aminoácidos esenciales, antiguamente se recomendaba combinar las legumbres con cereales para obtener una comida completa. Hoy en día se sabe que no es necesario que las legumbres y los cereales estén incluidos en la misma comida, es incluso más recomendable que se ingieran por separado para evitar problemas de digestión. Basta con comer variado a lo largo de la semana, puesto que el hígado ya se encarga de acumular los aminoácidos y posteriormente aprovecharlos según sea la necesidad corporal.

La fibra:

Las legumbres también son conocidas por ser una rica fuente de fibra saludable que con el agua ayuda al correcto funcionamiento de los intestinos. La fibra de las legumbres combina con el agua formando una especie de gel, que además de ayudar a aliviar los problemas de estreñimiento, es capaz de reducir los niveles de glucosa y de colesterol en sangre.

Legumbres

Las vitaminas y minerales:

Además de proteínas y de fibra, los alimentos del grupo III son ricos en nutrientes esenciales como el ácido fólico, vitaminas del grupo B y cantidades significativas de minerales como el hierro, fósforo, magnesio, potasio, cobre y manganeso. Las judías verdes y los guisantes frescos contienen vitamina A, C y K.

Actualmente están teniendo una gran aceptación los germinados y brotes jóvenes de las legumbres, cuyo contenido en minerales y oligoelementos es muy elevado.

Comer frutos secos:

Los frutos secos son alimentos muy completos. Una simple semilla es capaz de albergar la vida de manera latente durante años, y dar paso a la formación de una planta completa. Por lo tanto los frutos secos son ricos en antioxidantes, vitaminas, minerales, ácidos omega 3, y también en proteínas de excelente calidad para el consumo humano.

Vamos a ver una lista con los frutos secos más consumidos y que podemos encontrar en cualquier supermercado. Lo ideal es consumirlos en estado natural, ya que los procesos de tostado y de salado hacen perder nutrientes y perjudican notablemente el aprovechamiento y correcta absorción.
Almendras, nueces, castañas, semillas de chía, coco, semillas de lino, avellanas, nueces de macadamia, nueces pecanas, piñones, pistachos, semillas de calabaza, semillas de girasol y semillas de sésamo.

Grupo III – Legumbres y féculas
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply