Grupo IV – Hortalizas y verduras

Alimentos del grupo IV

Los alimentos del grupo IV comprenden las verduras y hortalizas y otros vegetales de hoja verde. Se consideran alimentos reguladores y portadores de nutrientes y minerales.

Las personas que consumen habitualmente hortalizas y verduras reducen considerablemente el riesgo de padecer las enfermedades habituales que acechan actualmente a la población. Son una fuente importantísima de nutrientes y oligoelementos como el potasio, el ácido fólico, fibra, y vitaminas como la A, E y C. El potasio ayuda a mantener una presión arterial saludable, la fibra ayuda a reducir los niveles de colesterol y de glucosa en sangre, y el ácido fólico ayuda al cuerpo a formar glóbulos rojos. Por lo tanto, aunque solo sea por estos beneficios, resulta indispensable consumir de manera habitual alimentos del grupo 4.

Otros beneficios interesantes que se obtienen del consumo de las hortalizas y verduras es la reducción de riesgo de enfermedades cardiovasculares y de diabetes tipo 2. Pueden reducir el riesgo de desarrollar cálculos renales y resulta una buena ayuda para evitar la pérdida ósea.

Lo aconsejable es consumir este tipo de alimentos siempre de manera cruda, evitando exponerlos al calor para que no pierdan sus propiedades. El calor puede hacer que las vitaminas desaparezcan y que las enzimas se destruyan.

Verduras y hortalizas

Los mayores beneficios de las verduras para el cuerpo vendrán de los alimentos crudos, y a poder ser orgánicos o ecológicos. Si no fueran ecológicos, se recomienda pelar las zonas externas, pieles o envolturas que tienden a acumular mayor cantidad de pesticidas y herbicidas.

Igualmente, se recomienda también dejar en remojo estos alimentos y desinfectarlos para evitar que puedan contener bacterias o microorganismos dañinos. En los supermercados venden unas gotas que se pueden añadir al agua de remojo.

Razones para consumir más verduras y hortalizas

Comer verduras y hortalizas
1 – La mayoría de las verduras son bajas en grasas y apenas tienen calorías, por lo que no engordan ni contienen colesterol

2 – Ya hemos dicho que son una fuente importantísima de nutrientes , minerales y vitaminas.

3 – Regulan la presión arterial (gracias al potasio) Lo podemos encontrar en las papas, tomates, remolachas, espinacas…

4 – Su alto contenido en fibra ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre, mejora la circulación intestinal y gracias a su sensación de saciedad y sus bajas calorías, resultan una ayuda inestimable para bajar de peso.

5 – El ácido fólico es esencial para sintetizar los globulos rojos, pero también una ayuda obligada en mujeres embarazadas que deben consumirlo en cantidades significantes para evitar defectos del tubo neural o espina bífida durante el desarrollo del feto.

6 – La vitamina A mantiene los ojos y la piel saludables y ayuda a proteger el organismo de las posibles infecciones.

7 – La vitamina C actúa como cicatrizante y mantiene los tientes y la encías saludables. También potencia una mejor absorción de minerales como el hierro.

Grupo IV – Hortalizas y verduras
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply